Si los trabajadores y jóvenes de la Comunidad de Madrid ya nos encontrábamos con alarmantes dificultades para tener acceso a un alquiler, en los últimos meses el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) ha obstaculizado aún más este camino. Hasta ahora este impuesto solo se aplicaba a la compraventa de inmuebles, ahora todos los usuarios de pisos de alquiler tendremos que ver incrementado el sueldo destinado a afrontar el mantenimiento de nuestros hogares.

Pongamos como ejemplo un alquiler (para muchos, privilegiado) de 800 euros al mes, con una duración estipulada de un año. Ante este presupuesto se tendrán que pagar entorno a 115 euros como consecuencia de la aplicación del ITP al firmar el contrato, una cifra que tendrá que asumirse año tras año mientras éste se prorrogue. Por si no era suficiente, Hacienda ya ha comenzado a exigir el pago a los arrendatarios con un carácter retroactivo de hasta cuatro años y un mes en caso de no haber desembolsado un impuesto que para la gran mayoría era desconocido, pudiendo acompañar esta exigencia de una sanción por impago.La excusa para aplicar estas medidas ahora parece no ser otra que la lucha contra el fraude y la morosidad por parte del gobierno de la Comunidad de Madrid, cuestión que suena cuanto menos irónica viniendo de manos tan corruptas.

Además es difícil de entender cómo un impuesto que versa en torno a la transmisión de patrimonio se incluye en el alquiler de una vivienda, ya que esta no cambia de propietario. El ITP tiene unos claros beneficiarios, que se descubren fácilmente utilizando un juego de lógica muy sencillo: si quienes asumimos mayoritariamente este pago vemos empeoradas las condiciones para afrontar un alquiler, este nuevo mecanismo no puede servir más que a los intereses del poder económico. Serán ellos quienes obtendrán sin ningún esfuerzo una alta rentabilidad, permitiendo una vez más el incremento de los ingresos de los gobiernos autonómicos a costa de nuestro sacrificio. El ITP no es más que una tasa completamente alejada de los intereses de los trabajadores, una injusticia que trae como consecuencia un nuevo impedimento para acceder a la vivienda al pueblo madrileño."

 
5 de Abril

Secretariado Político del PCPE Madrid

El PCPE y los CJC  estuvimos presentes en la manifestación contra la nueva privatización encubierta del transporte publico aprovechando las necesarias reformas de la línea 1 de metro.
Una movilización con la participaron de diferentes sindicatos y asociaciones vecinales  en la que el PCPE llevo su propio bloque y la siguiente octavilla que se repartio durante la manifestación :

POR LOS DERECHOS DE LA CLASE TRABAJADORA

POR UN SERVICIO DE TRANSPORTE PÚBLICO Y DE CALIDAD

NO AL CIERRE TOTAL DE LA LINEA 1 DE METRO

El gobierno del PP en la Comunidad de Madrid pretende atacar una vez más a la clase trabajadora y a las capas populares de nuestros barrios obreros. En esta ocasión la Comunidad de Madrid ha tomado una decisión en la que se ven especialmente perjudicados los trabajadores y trabajadoras de los distritos de Hortaleza, Tetuán y Vallecas, mediante el cierre total de la línea 1 de Metro y bajo la falaz excusa de una supuesta rehabilitación del servicio, que encierra realmente el propósito de desmantelamiento y privatización del transporte público en nuestra ciudad. El gobierno de la derecha en Madrid, dirigido por el PP y sustentado por Ciudadanos, ataca una vez más directamente y sin escrúpulos a los barrios más castigados por la crisis capitalista.

El Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y Los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC) defendemos el transporte público de calidad y la necesidad de invertir en su adecuación y mantenimiento, lo que no se consigue con el corte total y durante meses de la línea 1 de Metro, tal y como nos pretenden imponer desde el gobierno de la Comunidad. El proyecto de obra a realizar no precisa en absoluto del cierre total de la línea, su ejecución se puede y se debe gestionar si fuese necesario mediante cortes parciales y apoyado por un plan de transporte público alternativo, evitando así que miles de trabajadores y de trabajadoras sufran las enormes consecuencias y la penosidad diaria de encontrarse, durante un periodo de más de cinco meses seguidos, sin conexión directa con el centro y con otras zonas de su ciudad, con sus centros de trabajo, de estudios, así como con algunos de los más importantes ejes de intercambio de transporte urbano e interurbano de la Comunidad de Madrid (Atocha, Plaza de Castilla, etc.). 

El Gobierno de la derecha, encabezado por Cifuentes, impone el cierre de la totalidad de la línea 1 de Metro para, a su vez, intentar justificar que los autobuses de la Empresa Municipal de Transporte (EMT) serían incapaces de asumir el grueso del servicio alternativo y, contratando empresas privadas para ello. No nos engañan, sabemos que este objetivo no tiene otra justificación más que la de avanzar en su estrategia de desmantelar lo público para entregarlo a manos privadas; no es cierto que la EMT no tenga capacidad para asumir los servicios alternativos, todo lo contrario, ni tampoco lo es la necesidad de ningún cierre total en la Línea 1 de Metro. La Comunidad de Madrid busca con estas argucias poner la primera piedra para la privatización de la EMT y del Metro de Madrid. La clase trabajadora de Vallecas y del resto de barrios implicados no se lo vamos a permitir, vamos a movilizaros y a dar la batalla para impedir este nuevo atropello a un derecho muy importante para los trabajadores y las trabajadoras, un derecho conquistado durante muchos años de lucha obrera, con el objetivo de disponer de un transporte público, de calidad y al alcance de todos y de todas, alcance que se ha visto muy afectado en los últimos años con la enorme subida del precio de las tarifas realizado por los gestores del sistema capitalista. Aún queda mucho camino hasta conseguir el tipo de transporte que reclamamos y no podemos permitir esta nueva agresión que supondría un importante paso atrás y sin duda un mayor encarecimiento; por ello el PCPE y los CJC exigimos que se paralice el proyecto, que se realice un estudio con participación popular para el desarrollo de las obras pertinentes, que éstas se lleven a cabo por tramos y que, mientras duren los trabajos, se estructure un servicio alternativo de transporte público eficiente y gratuito.

No podemos pasar por alto que en la Comunidad de Madrid existen ya desde hace décadas empresas privadas que gestionan el transporte colectivo, tal y como ocurre con las líneas de autobuses interurbanos. El PCPE y los CJC exigimos la recuperación de esas líneas, la desaparición de la empresa privada en el sector y la titularidad y la gestión pública de la totalidad del transporte en la Comunidad de Madrid y en el resto del Estado. Los servicios básicos de la clase trabajadora no pueden estar bajo ningún concepto en manos privadas.

POR LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES Y LAS TRABAJADORAS

POR UN TRANSPORTE PÚBLICO, DE CALIDAD Y ACCESIBLE AL SERVICIO DE LA CLASE OBRERA

NO AL CIERRE TOTAL DE LA LINEA 1 DE METRO

NO A LA PRIVATIZACIÓN DEL TRANSPORTE PÚBLICO

POR LA RECUPERACIÓN DE LO YA PRIVATIZADO

El martes varios medios se hicieron eco de una noticia absolutamente falsa en donde se leía que el Tribunal Supremo habría validado el ERE de Coca-Cola.
Pero esto es absolutamente falso, el TS sólo ha avalado la parte de quienes habían aceptado las condiciones de la empresa.

Vemos una vez más como los medios del capital actúan al servicio de los monopolios, envolviendo sus portadas de publicidad algunas veces, o difundiendo abiertamente mentiras en otras, al amparo de una falsa “libertad de expresión” que no será jamás posible en un sistema basado en la libertad de explotación de unas pocos sobre todos los trabajadores.

Vemos también cómo es la lucha colectiva, organizada y decidida, el único camino que conduce a la clase obrera por la senda de la victoria. El camino individual de aceptación de las imposiciones conducen a la derrota.

Una vez más exigimos el cumplimiento de la sentencia, la apertura de la fábrica de Fuenlabrada como centro de producción, el fin del desmantelamiento de la planta y el inmediato cese del hostigamiento a los trabajadores por parte de la seguridad privada. Seguridad privada que debería ser sustituida por más trabajadores para el centro productivo.

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC) rechazamos todo cierre de aulas en los diferentes niveles educativos, en un contexto en el que la Comunidad de Madrid ha aplicado una estrategia de fortalecimiento de las opciones privadas y concertadas, en detrimento de la enseñanza pública en nuestra región.

Los gobiernos central y autonómico han seguido los dictados marcados por la Unión Europea, según los cuáles el sistema educativo debe adaptarse a las necesidades del mercado, teniendo pues por objetivo principal la formación de una mano de obra barata y poco cualificada. ¿Para qué pues necesitan un sistema público de calidad? Los puestos técnicos que este sistema necesita serán cubiertos por aquellos que se pueden pagar una escolarización en centros privados y concertados. Estas medidas se han venido favoreciendo con la LOE, el Plan Bolonia, Universidad 2015, el 3+2 y la LOMCE.

No podemos permitir que ningún aula de la escuela pública sea cerrada mientras haya un solo euro que se destina a financiar los proyectos educativos concertados y privados. De hecho, solo cuando todos los centros educativos sean tomados por el pueblo trabajador de nuestra región y se conviertan en servicio público, solo entonces podremos barajar criterios de racionalización.

Las aulas de la enseñanza pública en nuestra región están saturadas (según un informe de CCOO Madrid), con un exceso de ratios por aula en un total de:

  • 18% de los grupos en la Escuela Infantil.
  • 16% en Primaria.
  • 11% en Secundaria.
  • 17% en Bachillerato.

Unas ratios que son ya de por sí insuficientes para una educación de calidad, con 8 en el primer ciclo de infantil, 14 en el segundo; 25 en primaria; 30 en Secundaria y 35 en Bachillerato. Tenemos además la excepcional situación de la FP pública, donde a miles de estudiantes de nuestra región se les negó el derecho a estudiar, a la vez que proliferan nuevos centros formativos privados.

Frente a su propuesta de reducción de grupos y cierre de aulas, llamamos a toda la comunidad educativa, estudiantes, familias y trabajadores de la enseñanza y los sindicatos a luchar por el mantenimiento de todos los grupos en primera instancia, para después lanzarnos a la ofensiva por un nuevo plan de dotaciones educativas que permita la construcción de nuevas instalaciones donde sean necesarias y la adaptación a las nuevas necesidades donde se requiera.

Planteemos con urgencia la necesidad de abolir los conciertos educativos y la enseñanza privada, que no tienen otro objeto que la elitización de la educación y la formación de los futuros dirigentes llamados a continuar con este sistema bárbaro de explotación que hoy nos ha tocado vivir. ¡Rechacemos la libertad de elección basada en los recursos económicos de cada familia!

El PCPE y los CJC estuvimos presentes junto a diferentes sindicatos y asociaciones de vecinos en la concentracion frente a la Asamblea de Madrid en Vallecas ante una nueva agresion a la clase trabajadora vallecana.
 
Un nuevo ataque al transporte publico que consistira en el cierre casi total de la linea 1 de metro durante un periodo aproximado de 4 meses.
 
A cambio la CAM propone la contratacion de una flota privada de autobuses para hacer frente a los miles de viajeros que cogen cada dia el metro.
 
Por lo tanto, el servicio alternativo de autobuses saldria a concurso en vez de recurrir a la EMT como servicio sustitutorio.
 
Una nueva privatizacion encubierta que sigue la logica de creacion de nuevos nichos de mercado para remontar la tasa de ganancia de los gestores capitalistas.
 
¡TRANSPORTE PUBLICO, GRATUITO Y DE CALIDAD!
 
¡TODO PARA LA CLASE OBRERA!

Más de dos años de conflicto han pasado desde el anuncio del monopolio Coca-Cola de cierre de la fábrica de Fuenlabrada. Sus trabajadores, con su comité a la cabeza han encarnado en Madrid el ejemplo en el que la clase obrera debe mirarse para combatir a los planes de la patronal, para defender nuestras conquistas históricas y dirigirnos por la senda de la movilización, del reagrupamiento del movimiento obrero. Un reagrupamiento clasista que nos posibilite emprender la ofensiva que acorrale a las fuerzas del capital, se lleve por delante todas sus contra-reformas laborales y leyes represivas hacia la superación de este sistema que ya nada tiene que ofrecer más que miseria, paro y explotación.

En los períodos convulsos de la lucha, diferentes partidos políticos se han mostrado solidarios con la lucha de Coca-Cola y han pedido el apoyo de la clase obrera para sus diferentes candidaturas electorales, prometiendo una mejor gestión y solución a los problemas que aquejan a los trabajadores, siempre dentro del marco actual del capitalismo y dentro de sus alianzas imperialistas, sumisión sine qua non para ser difundido por todos los medios de propaganda del enemigo de clase. Pero todas las falsas ilusiones sobre una solución fácil, de gestión, que aparte a la clase obrera de la senda de la movilización y la lucha nos conducen a la derrota.

Las elecciones han pasado, los nuevos y viejos partidos ocupan sus sillones en el Congreso de los diputados, la fábrica de Fuenlabrada sigue sin producir y las promesas continúan sin cumplirse. La patronal tiene la planta tomada con vigilantes de seguridad mientras la desmantela y la convierte en un centro logísitco, que nada tiene que ver con el centro productivo que debe ser.

El Partido Comunista y la Juventud Comunista llamamos a todos los sectores de la clase obrera y el pueblo trabajador a levantar las banderas de lucha, a redoblar la solidaridad obrera con la fábrica de Coca-Cola de Fuenlabrada, a no dejarse engañar por las falsas promesas que nos conducen a una fatal desmovilización y derrota.

¡Luchar hasta vencer!

El pasado día 12 de Marzo fue hallada muerta, desnuda y con el rostro destrozado, una mujer en el interior del conocido prostíbulo “Copacabana” en Coslada.

El PCPE y los CJC denunciamos públicamente la situación que vive el municipio madrileño donde se haya un buen número de “clubes” en los que se ejerce la prostitución, donde se somete a la mujer a una situación de esclavismo, violencia y muerte. Lejos de posturas políticas que apuestan por la legalización de la prostitución, el PCPE y los CJC exigimos su prohibición legal inmediata por suponer una práctica con consecuencias económicas, sociales, sanitarias y de opresión brutales para las mujeres que la ejercen. Además recalcamos que la represión debe ir dirigida contra el proxenetismo y no contra las prostitutas, pues esto solo profundiza el aislamiento social, la estigmatización y la exclusión de este colectivo.

Exigimos la inmediata clausura de estos negocios asegurando la reinserción de las llamadas “trabajadoras del sexo” en el sector público, concesión de permiso de residencia y trabajo para aquellas mujeres que no lo posean, asesoramiento legal y laboral gratuito para todas ellas. Entendiendo que el cierre de estos negocios puede ser un proceso judicial que requiera tiempo, instamos al Ayuntamiento de Coslada al establecimiento de puntos de atención sanitaria y social, en las zonas donde se ejerce la prostitución en nuestro municipio, como primera medida de acción.

El pasado día 13 de Marzo, el PCPE y los CJC del Corredor del Henares, acompañamos a las trabajadoras de la Lavandería Hospitalaria Central de Mejorada del Campo en el recorrido de la habitual manifestación en defensa de la Sanidad Pública por el centro de Madrid, con la inestimable presencia de los inagotables trabajadores de Coca-Cola en Lucha y otros colectivos y plataformas.

¡Fuera la ONCE de la lavandería!

Sin industria y empleo público no hay futuro para el pueblo trabajador.

¡Por una sanidad pública y gratuita al servicio de la clase obrera!

 

 

El PCPE y los CJC estuvimos de nuevo presentes en la manifestacion del dia internacional de la mujer trabajadora llevando nuestro mensaje de feminismo de clase por las calles de Madrid.
 
Una lucha feminista que tiene que llegar a los centros de trabajo y de estudio señalando la doble opresion de clase y de genero que sufre la mujer trabajadora.
 

¡Viva la lucha de las trabajadoras!
¡8 de marzo, de lucha y combativo!

Página 4 de 12