CRÓNICA MANIFESTACIÓN 10 DE MARZO (XIXÓN).

Mar 13, 2013 | Asturias | 0 Comentarios

EL PCPE Y LOS CJC CON LA CLASE OBRERA EN LUCHA POR LA HUELGA GENERAL.

 

Este domingo 10 de marzo, el PCPE en Asturies y los CJC/CMC hemos estado en la manifestación convocada por la autodenominada “cumbre social” junto a miles de trabajadores y trabajadoras. Los comunistas hemos acudido, no para fortalecer el pactismo que favorece  a la burguesía mientras mantiene a la clase obrera en el redil de los recortes, los despidos, el incremento de la explotación y la esclavitud asalariada. Por ello el llamamiento que hoy hemos hecho junto a la clase obrera ha sido fundamentalmente: UNIDAD OBRERA Y HUELGA GENERAL.

El cortejo más combativo en consignas de la manifestación fue nutrido por un importante número de trabajadores y trabajadoras, contribuyendo a fortalecer las posiciones de lucha. Las consignas han pasado también por el apoyo a parte de la clase obrera asturiana que actualmente se encuentra en lucha, el PCPE y los CJC/CMC hemos dejado claro que los comunistas en Asturies no aceptamos el cierre de la Fábrica de armas de Trubia, así como tampoco lo harán con la minería. Los intereses de la clase obrera pasan únicamente por la nacionalización y el mantenimiento de ambos sectores, ante lo que no pudimos desaprovechar las consignas para hacer un llamamiento a la unidad de clase por la defensa de nuestros sectores estratégicos.

 El resumen de la manifestación ha pasado por la consigna varias veces coreada en nuestro cortejo: NI REFERENDUM, NI PACTO SOCIAL. LA CLASE OBRERA EXIGE HUELGA GENERAL. El cierre que las cúpulas sindicales han querido darle es el de tratar de relegar a la clase obrera una vez más a la resignación y al lamento. Frente a esto los comunistas lo tenemos claro. La solución para la clase obrera pasa por la organización desde la base: un comité de unidad obrera en cada centro de trabajo; por la combatividad en la lucha con la exigencia de una nueva huelga general; y por romper con la ilusión de que el capitalismo es reformable, hoy es el momento de construir poder obrero y popular hacia el socialismo-comunismo.