Declaración del Secretariado de la Iniciativa Comunista Europea sobre el Día Mundial del Medio Ambiente

Jun 5, 2015 | Internacional | 0 Comentarios

Los trabajadores y trabajadoras de Europa y de otros países experimentan las consecuencias de las políticas medioambientales que se vienen desarrollando desde hace tiempo, consecuencias que son particularmente importantes:

  • Con la contaminación de recursos hídricos.
  • Inundaciones.
  • Incendios forestales.
  • Constante erosión del suelo.
  • Polución del aire.
  • Reducción de los espacios verdes gratuitos en áreas urbanas y semi-urbanas.
  • Mercantilización del suelo.

Además, esta situación genera consecuencias en la cadena de producción de alimentos, donde las necesidades populares se sacrifican en el altar de la rentabilidad de los monopolios, como ha demostrado la reciente reunión de los monopolios y sus uniones en la EXPO de Milán.

A los pueblos se les niega cada vez más la posibilidad de disfrutar de la belleza natural, de las playas, de los bosques y de los parques, y están pagando un alto precio por su mercantilización.

La gestión de residuos se ha convertido en un terreno privilegiado para la rentabilidad de los monopolios, creando serios peligros para la salud pública.

La UE tiene una enorme responsabilidad en esta situación, dado que promueve la lógica reaccionaria de que “quien contamina paga”. La creciente degradación y destrucción del medio natural a nivel europeo e internacional y la creciente mercantilización de los recursos naturales revelan, de manera aún más aguda, cuáles son los resultados de la vía capitalista de desarrollo.

En este terreno se manifiesta internacionalmente la agudización de las contradicciones entre los Estados capitalistas por el control de los mercados, el establecimiento de objetivos, de mecanismos de control y la distribución de la financiación para gestionar el cambio climático. Es de esperar que esta competencia se agudice antes de la firma de un Acuerdo Internacional sobre el Clima, que servirá a los intereses de los monopolios, en la cumbre de París que se celebrará el próximo mes de diciembre.

El medio ambiente estará en peligro mientras exista la propiedad privada de los medios de producción. El impacto consciente, planificado y equilibrado del ser humano en la naturaleza sólo puede existir en una sociedad basada en la propiedad social de todos los recursos naturales y los medios para su utilización, en la planificación central y en la producción que tenga en la prosperidad social su norma rectora.

Para abrir la vía hacia esta esperanzadora posibilidad, los partidos comunistas y obreros que participan en la Iniciativa luchan cada día por la protección de:

  • Los bosques y acuíferos.
  • Los espacios libres y gratuitos y el ambiente de trabajo.
  • Por la creación de mecanismos de protección ante terremotos e inundaciones.
  • Por la creación de una única organización pública para la gestión de residuos y la gestión de recursos hídricos exclusivamente por el Estado.

Las amplias masas de trabajadores y trabajadoras deben tomar posición en esta lucha, en la que los partidos comunistas y obreros estamos en primera línea, contra los intereses de los monopolios y la UE.