Declaración del Secretariado de la Iniciativa Comunista Europea sobre los problemas de los estudiantes y los jóvenes trabajadores

Nov 6, 2015 | Internacional | 0 Comentarios

Un sistema educativo refleja la ideología dominante de la sociedad en que se encuentra. Refleja los valores de la clase dominante. Por toda Europa, el sistema de educación clasista sigue siendo una herramienta para el mantenimiento de la sociedad explotadora, mientras los parámetros del sistema educativo son dictados por los monopolios que tienen el poder en sus manos.

Este sistema está reproduciendo la discriminación clasista, al estar diseñado para mantenerla y reforzarla.

La educación se está mercantilizando cada vez más y se está poniendo al alcance de quienes puede pagarla; cada vez más está en manos de patrocinadores mientras los ejecutivos de los monopolios llevan a cabo actividades que incluso incluyen “impartir clase” a estudiantes universitarios y de niveles inferiores. Existen enormes diferencias entre las escuelas, determinada por la clase, en relación al entorno del alumno, al tipo y amplitud de recursos, a las instalaciones disponibles y al progreso académico de los estudiantes.

Las políticas anti-populares de los gobiernos y de la UE, que constantemente reducen el apoyo estatal y generan escasez en libros, alojamiento, cafeterías y transporte, intensifican las barreras de clase y obliga a las familias populares a recurrir a préstamos, poniendo así un peso insoportable sobre sus espaldas.

El contenido de la educación se está volviendo cada vez más reaccionario, con los libros de las escuelas y universidades conteniendo constructos ideológicos anti-científicos, fragmentos aislados de conocimiento e informaciones dispersas. Esto tiene como resultado una fragmentación del pensamiento y del desarrollo de los jóvenes. Se enseñan todo tipo de distorsiones ideológicas, que atacan la actividad del movimiento obrero y popular. El anti-comunismo y las difamaciones contra el socialismo son constantemente vomitados en todos los niveles educativos. Los niños están siendo sometidos a la propaganda de la UE desde una tierna edad. Se les está inculcando el veneno de la competitividad, el beneficio, el emprendimiento y la colaboración de clases para que éstos puedan convertirse en los criterios de su pensamiento. La investigación en las universidades se ha entregado a los monopolios para ayudar a su rentabilidad.

Cada vez más, los estudiantes que proceden de la clase obrera y de los sectores populares pobres se ven forzados a abandonar la escuela, mientras los estudiantes cogen trabajo mal pagados y de muchas horas que afectan a sus estudios. Al mismo tiempo, los acuerdos de trabajo flexible y los despidos se van imponiendo en las escuelas y universidades.

La educación debe ser completa y universal, con un alto contenido y gratuita, incluyendo a los estudiantes inmigrantes, a los demandantes de asilo y a los estudiantes con necesidades especiales, desde el preescolar hasta los estudios de posgrado, inclusive, con todas las necesidades educativas, incluyendo libros y equipamiento informático, gratuitos en todos los niveles educativos. Esto también significa la abolición de toda actividad empresarial en la educación. Todos los recortes en personal educativo deben ser inmediatamente abordados. Todos los graduados deben tener plenos derechos.

Hacemos un llamamiento a los pueblos de toda Europa para que fortalezcan su lucha por el derecho de sus hijos a una educación completa y mejorada, contra la línea política de los gobiernos burgueses y la UE, contra el imperialismo, el gran capital y los monopolios.

 

04/11/2015