Discurso del Secretario General de la FSM George Mavrikos

Feb 10, 2013 | Internacional | 0 Comentarios

II Encuentro Sindical Pan-africano de los Afiliados y Amigos de la FSM

Estimados compañeros

Estimados hermanos y hermanas



La participación en este Encuentro Pan-africano es mayor que nunca. 37 países de África han registrado su participación. La participación es doble que la de nuestro último encuentro. Esta participación masiva muestra la agonía, la voluntad combativa y simultáneamente subraya el prestigio, el reconocimiento y el respecto que está ganando la FSM cada día con su postura, su acción y sus iniciativas.

El encuentro de hoy, en nivel Pan-africano es un gran momento para el movimiento sindical Africano actual y una iniciativa que dará un nuevo impulso al movimiento sindical clasista en los países africanos. En todo caso, demuestra la atención especial y la prioridad que da la Federación Sindical Mundial al continente más explotado y saqueado en el mundo, el continente que es más rico en recursos naturales con los trabajadores más pobres.

Desde su establecimiento en 1945, la FSM está luchando al lado de los trabajadores africanos contra el colonialismo, contra el racismo, contra la esclavitud y ha apoyado sustancialmente la organización de los trabajadores y la creación de sindicatos, su enriquecimiento y reforzamiento a nivel sindical e ideológico. La FSM apoyó y sigue apoyando todas las luchas de los trabajadores. El papel de los sindicatos africanos en la FSM ha mejorado significativamente. Para el apoyo de las iniciativas y la coordinación de los países de habla inglesa, la FSM abrió una nueva oficina en Sudáfrica, en Johannesburgo y allí realizó su último Consejo Presidencial. Estamos intensificando nuestros esfuerzos con el fin que nuestras oficinas regionales en África, así como las organizaciones sectoriales de la FSM satisfagan a las demandas y necesidades del movimiento sindical africano.

El encuentro de hoy es una prueba de que cuanto más fuerte se haga la FSM, más estables y substanciales pasos de hacia el apoyo del movimiento sindical

clasista en África. Junto a los afiliados y amigos de la FSM en África, podemos construir un movimiento sindical fuerte, que satisfará las necesidades contemporáneas y luchará por los derechos de los trabajadores africanos, contra las transnacionales y los monopolios, contra la explotación del hombre por el hombre. Necesitamos promover la UNIDAD de la clase obrera. Por un sistema social con justicia social y poder obrero.

La FSM cree firmemente en la dinámica del movimiento sindical clasista en África y las soluciones realistas que se pueden dar a los problemas agudos de los trabajadores africanos y los pueblos de África con el desarrollo y el uso de los recursos que producen riqueza y la producción exclusivamente para su propio beneficio y no para las ganancias de los grupos monopolistas y la burguesía local. El movimiento sindical clasista en África debe estar preparado y ser capaz de conducir efectivamente al movimiento de los trabajadores bajo la frustración y el enojo que inevitablemente traerán levantamiento para el resultado victorioso de las luchas, según los intereses de los trabajadores y los pobres; Para transformar la agonía en conciencia de clase y lucha consciente. Para radicalizar las luchas y no separar la economía de la política.

La directiva de la FSM durante los últimos cinco años ha priorizado y prestado atención especial al continente africano. Visitó muchos países y conversó sobre las necesidades de los sindicatos en sus países, organizó docenas de seminarios y capacitaciones sindicales para sindicalistas africanos, apoyó a los sindicalistas africanos para que participen en foros internacionales, en actividades de la OIT, la UNESCO y la FAO. Recibió en las Oficinas Centrales de la FSM muchas delegaciones de Países Africanos. Organizó en el Parlamento Europeo conferencias importantes con temas relacionados con África y su clase obrera. Organizó muchas reuniones con la ACFTU de China.

La FSM expresó de muchas maneras su solidaridad e internacionalismo en varios momentos. Sin temor y con estabilidad defendió el derecho de cada pueblo en África a decidir, por su cuenta, sobre su futuro y presente. La FSM ha desenmascarado los complots de los imperialistas, organizó una protesta especial en la Organización Mundial del Comercio (WTO) en Ginebra, exigiendo que se condonen las deudas de los países africanos. Durante estos cinco años, decenas de organizaciones sindicales de África decidieron afiliarse a la FSM. Esas son organizaciones sindicales grandes y principales, que desempeñan un papel activo en sus países y sus regiones.

Consideramos como un paso importante para el movimiento sindical militante que las confederaciones centrales de Egipto, Sudáfrica y otros países han decidido afiliarse a la FSM.

Estimados compañeros,

El Secretariado de la FSM evalúa el funcionamiento y la actuación de la Oficina Regional de África, que tiene su sede en Johannesburgo de Sudáfrica como positivo. Invitamos a todos los afiliados y amigos de la FSM que fortalezcan su comunicación y relaciones, su inter-comunicación, la cooperación entre ellos, su coordinación combativa. El Secretariado de la FSM está al mismo tiempo preocupado por la inactividad de la Oficina Regional del África francófona. Durante el 16 º Congreso Sindical Mundial en Atenas, habíamos discutido en una reunión especial la situación y los problemas de organización de la oficina en Senegal. Basados en estas discusiones y las propuestas de los afiliados de la África francófona propusimos que la sede de la Oficina Regional fuera transferida a Gabón y que la responsabilidad sea llevada por la organización CGT-FL y los afiliados de la FSM en el país.

Por lo tanto, hemos hecho progresos significativos y continuamos en un curso ascendente. Pero tenemos debilidades, tenemos retrasos, tenemos que hablar

de estas debilidades y encontrar formas para combatirlos.

 

El saqueo de los recursos naturales de África

Queridos hermanos y hermanas,

Estimados compañeros,

Consideramos que es nuestro deber el denunciar una vez más desde esta tribuna la intervención imperialista en Malí liderada por Francia y apoyada por la Unión Europea, la OTAN con el pretexto de la ofensiva contra los grupos extremistas que se mueven por la independencia del norte de Malí.

La intervención de Francia en Malí expone los siguientes hechos:



i) El capitalismo mundial, especialmente la UE y los EE.UU., es cada vez más profundo en su crisis enfrentando a sus propias contradicciones. La

competencia de vida y muerte entre los grandes grupos monopolistas se intensifica. Buscan nuevas fuentes de energía, de riquezas naturales y recursos que producen riquezas y la rivalidad por las esferas de influencia de las fuerzas imperialistas está aumentando. Nuevos incendios y nuevas guerras serán preparados. Quieren explotar fuerza laboral barata. Los acontecimientos en África, Medio Oriente y el Mediterráneo con el ataque contra Libia, la intervención peligrosa continua en Siria, las amenazas contra Irán demuestran exactamente este punto. Ningún pueblo está a salvo, mientras los monopolios y sus representantes políticos estén gobernando.

ii) Estas son las guerras que tienen como epicentro el petróleo, el uranio, el oro, etc. y no tienen relación con los pretextos que son utilizados, como la "democracia", "contra el terrorismo", "contra el peligro nuclear". Cuando el enemigo no existe, se fabrica. Esto es obvio en el caso de Malí, cuando los enemigos de hoy, eran hace unos meses los aliados de los imperialistas contra Libia y por el derrocamiento de Gadafi.

iii) Ahora, un año después de la llamada "Primavera Árabe", que resultó ser "un invierno oscuro" es internacionalmente obvio que los únicos que se benefician son las transnacionales, el cártel Europeo, la OTAN, que construye nuevas bases, la UE y el capital monopolista. Los perdedores son los trabajadores y los pueblos de la región.

iv) En nuestro tiempo, es evidente que la posición que cada organización sindical nacional e internacional tiene ante la guerra imperialista es un criterio definitorio del tipo al que pertenece cada fuerza sindical. Si es de orientación de clase o colaboracionista se hace evidente según pone el interés de la clase obrera internacional por encima de los juegos de la burguesía de su propio país y el capital internacional. La denuncia de las intervenciones imperialistas, de los complotes de los grupos monopolistas y la defensa de nuestros hermanos que se ven perjudicados en otros países es un principio fundamental del movimiento sindical clasista. La consigna: "¡No más sangre por el beneficio de las transnacionales" debe ser un lema común para todos los afiliados y amigos de la FSM en África.

v) Con ocasión de la intervención imperialista contra Malí queremos advertir a los pueblos de la región que los imperialistas están preparando sus próximos planes asesinos. Nigeria, Níger, Argelia, Chad, Burkina Faso y otros países ricos han abierto el apetito de los capitalistas. La competencia inter-imperialista por las nuevas esferas de influencia, por las nuevas fronteras, para el control de las rutas de energía confirman que la lucha contra las intervenciones imperialistas no puede aislarse de la lucha contra la explotación y la lucha anti-capitalista.



DEMOSTRADO POR LAS CIFRAS

Las propias cifras lo demuestran, pero es importante estudiar las estadísticas y exponer la verdad que los monopolios transnacionales y sus medios de comunicación desean ocultar.

África es un continente rico en recursos productores de riqueza. 85% de la producción de petróleo de África proviene de Nigeria, Libia, Argelia, Egipto y Angola. En África hay: uranio, gas natural, diamantes, oro, marfil, aceite, cobalto, hierro, carbón, platino, producción agrícola, etc. En comparación con la producción mundial, la producción africana de cobalto alcanza el 57% (República Democrática del Congo, Zambia, Marruecos), el 53% de los diamantes (Botswana, República Democrática del Congo, Sudáfrica, Angola, Namibia), el 39% de manganeso (Sudáfrica, Gabón, Ghana), el 31% de fosfato (Marruecos, Túnez, Egipto, Sudáfrica, Senegal), 21% de oro (Sudáfrica, Ghana, Malí, Tanzania), el 9% de bauxita (Guinea, Sierra Leona, Ghana), 7,5 % de níquel (Sudáfrica, Botswana, Zimbabwe), 5% de cobre (Zambia, República Democrática del Congo, Sudáfrica), según los datos de 2005. La producción de aceite alcanza un 12,5% y el gas un 6,5%, con porcentajes muy bajos de consumo al mismo tiempo (3,5% y 2,8% respectivamente) según datos de 2007-2008.

El uranio tiene una mayor importancia en el mercado mundial, mientras que aumenta la explotación del uranio en el Chad y Sudán, así como los planes

para su explotación en la República Centroafricana y Namibia están en camino. El 18% de las reservas mundiales de uranio se encuentran en África

y, en particular, en Níger, Namibia y Sudáfrica, mientras que el consumo es del 0,5%.

 

Los problemas más agudos

La grande riqueza sería suficiente para satisfacer las necesidades vitales de la infraestructura. Materiales de producción agrícola, el transporte, las telecomunicaciones, la energía, que son tan necesarias en África. Sin embargo, las materias primas y la producción agrícola son un objetivo de la

explotación a manos de los monopolios y los capitalistas locales, mientras que el pueblo y la clase obrera de los países africanos están sufriendo graves problemas.

En África subsahariana, el 69,2% de la población sobrevive con menos de $ 2 al día. La esperanza de vida es de 54 años de vida. En Angola, en el Congo,

en Lesotho, en el Chad, desciende a los 47 años. 49 años es la esperanza de vida en Nigeria, Mozambique, Rwanda, Sierra Leona, Somalia, Zambia,

Zimbabwe, Swazilandia, Malí. 

El desempleo alcanza porcentajes dramáticos especialmente a la población joven y femenina. Los datos oficiales no muestran la realidad dura exacta que enfrentan millones de trabajadores, educados o no.

Al mismo tiempo, somos testigos de un gran aumento de los precios de los productos de primera necesidad y una multiplicación de los precios de los metales de cuatro a cinco veces más . De 2001 a 2007 el maíz ha aumentado un 82,7%, la harina de pescado un 141,9%, 173,1% del aceite de palma, la madera un 408,1%, 31,9% el algodón, el café robusta 214,5% y 82,6% el cacao . Si bien los datos de 2010 muestran que el aumento de los precios ha batido

todos los récords los últimos 30 años en el trigo, derivados del petróleo, verduras y legumbres. Mientras los precios aumentan, los monopolios en la industria alimentaria como Nestlé, Cargill, Kraft, General Mills, Pepsico, Coca-Cola, etc. anuncian la obtención de enormes ganancias.

Es una verdad dramática el hecho de que con las capacidades agrícolas, productivas y las condiciones climáticas actuales, si no existieran los monopolios y cárteles que controlan la industria alimentaria para mantener los precios altos, la producción agrícola sería suficiente para cubrir las necesidades de una población doble a la de la Tierra. 300 millones de personas en África no tienen acceso constante a agua limpia y potable, decenas de miles de personas mueren cada año debido a la contaminación del agua, mientras que al mismo tiempo, los científicos hablan de una rica cantidad de acuíferos que no se utilizan. Al mismo tiempo las rivalidades entre los países del Nilo por el uso de agua se están intensificando.

Igualmente, en el ámbito de la educación, la situación es trágica con 1/3 de los niños en África subsahariana que no van a la escuela y una tasa de analfabetismo en el siglo XXI extremadamente alta (23% de los niños, 32% de las niñas en África Subsahariana solamente) en Sierra Leona los porcentajes alcanzan 36 y 56%, en Burkina Faso el 53% y el 67%, en Malí el 64% y el 77% para niños y niñas, respectivamente. El derecho a la educación pública gratuita y cualitativa debe ser una prioridad constante.

Los problemas de vivienda tienen un impacto grave al pueblo de África. Una gran parte de la población vive en barriadas y chozas. La lucha por la vivienda barata y segura debe estar en las principales demandas de los sindicatos. El retraso en la electrificación y los problemas en la infraestructura fiable de energía eléctrica son cuestiones importantes que no tienen que ver con las deficiencias naturales de África, sino con decisiones políticas.

Por otra parte, la política de las transnacionales y los carteles en la producción de productos farmacéuticos es asesino, ya que crean patentes y limitan la producción de medicamentos para mantener los precios altos. Las enfermedades que podrían haberse extinguido o controlado siguen matando y afectan a millones de habitantes de África. Los porcentajes alcanzan cifras récord en Swazilandia (26%), Botswana (23,4%), Lesotho (23,3%), Sudáfrica (17,3%). Es trágico observar que en África se producen el 90% de las muertes y el 80% de los niños víctimas de la malaria.

¡ACCIÓN! ¡ACCIÓN! ¡ACCIÓN!

Compañeros,

La FSM cree firmemente que sólo el pueblo y los trabajadores de África tienen el poder de cambiar sus vidas. La limosna de las riquezas que robaron de los trabajadores africanos puede suavizar la barbarie del capitalismo.

Ninguna "Organización No Gubernamental" puede curar esta situación. Sólo la lucha de clases organizada puede traer resultados para las justas demandas

del movimiento sindical clasista. Esta lucha debe estar bien preparada, con un plan, contenido apropiado y formas adecuadas de lucha.

Tenemos el deber de decir la verdad a los trabajadores y desenmascarar a la CSI y las demás direcciones sindicales de los países europeos, de los EE.UU., Canadá, etc. que materializan el imperialismo sindical peligroso. Nuestro objetivo es la coordinación pan-africana junto a la OUSA y la CISA.

Queremos que esas organizaciones se hagan más fuertes, para fortalecer el movimiento sindical africano. Queremos el fortalecimiento de los sindicatos

en África, de modo que los trabajadores de África no sean manipulados por las estrategias de las transnacionales procedentes de EE.UU., Gran Bretaña,

Francia, Alemania, Bélgica, etc. para invertir en los países africanos.

También del saqueo de los recursos productores de riquezas en África se enriquece una parte de la aristocracia laboral en Europa.

La lucha contra la corrupción y contra el cohecho es fundamental para la orientación de nuestros sindicatos. La cuestión hoy no es cómo de brillantes son nuestras pancartas sino cuáles son sus consignas.

Para nosotros, además de la descripción del sufrimiento de los trabajadores de África, que cualquiera puede hacer, lo que es crucial es discutir

sustancialmente sobre cómo vamos a organizar ese movimiento a nivel africano e internacional, lo cual podrá formar demandas y dinámicas en contra de

estas condiciones y especialmente contra las causas que dan origen a estas condiciones.



Plan de Acción para África 2013

No podemos referirnos a un movimiento sindical en África si esto no incluye una resistencia constante contra las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio. Estos mecanismos son los que obligaron a los países africanos a la completa privatización de sus recursos, facilitaron al capital internacional el saqueo de los pueblos africanos y luego dejaron a los países africanos en deuda.

La FSM lucha por las libertades sindicales sustanciales y por los derechos democráticos en todas partes. Por el respeto del derecho de cada trabajador a participar y luchar por sus derechos. Vamos a continuar nuestros esfuerzos por el respeto del sindicalismo para todos.

* La FSM es clara y sigue actuando exigiendo el derecho de anulación total las deudas de los países africanos. Por lo tanto, proponemos un día Panafricano de acción con esta demanda con movilizaciones, manifestaciones y actividades. Además, la FSM organizará en el marco de la Conferencia de la OIT, una conferencia internacional para desenmascarar la política del FMI.

Proponemos que este día panafricano de acción sea el 25 de mayo en el "Día de África".

* Siguiente tema crucial en el que creemos que debemos tener una intervención sustancial y concreta es el tema de los sueldos y los salarios. Como FSM luchamos por el aumento sustancial de los salarios y el establecimiento de un salario mínimo como resultado de la la negociación entre los trabajadores y los patronos en el marco del convenio colectivo nacional. Se propone la recogida de datos y los hechos a través de las Oficinas de la FSM con la ayuda de los sindicatos para la preparación de una campaña por región para los aumentos de los salarios. Vamos a exigir convenios colectivos en todas partes que satisfagan las necesidades del pueblo obrero en cada país.

* Para las cuestiones vitales de alimentos, agua, medicinas, libros y vivienda contra el saqueo de los recursos productores de riqueza por parte de las multinacionales, la FSM organizó el 3 de octubre, un día de acción internacional con la participación de decenas de países. Proponemos la escalada de estas demandas con la organización de un nuevo día internacional de acción en 2013. Creemos que la participación militante con huelgas, manifestaciones y actividades en todos los países africanos para estas demandas cruciales es muy importante y la contribución de todos en la coordinación y el éxito de esta lucha es necesaria. Este día manifestamos en las calles, en las plazas con nuestras demandas justas.

* Con tal acción y tal orientación las dinámica de nuestros sindicatos se mejorarán, más trabajadores se inscribirán en los sindicatos, más jóvenes comprenderán el valor de la lucha organizada. Nueva vida entrará en los sindicatos, nuevas fuerzas se alinearán en el movimiento sindical.

* Además, podemos anunciar la apertura de una Escuela Sindical Permanente de la FSM – Centro de Capacitación, en cooperación con la ETUF en Egipto, los

sindicalistas africanos estudiarán la historia del movimiento sindical en el mundo y en África, asuntos político-económicos y la experiencia del movimiento en todos los campos.

* Por otra parte, ya estamos organizando en cooperación con los afiliados y amigos de la FSM seminarios sindicales en varios países. Creemos que estos

seminarios son una oportunidad importante para el intercambio de experiencias, la formación de las posiciones comunes y la preparación para la lucha de una mejor y más eficaz coordinación. Estos seminarios se llevarán a cabo en 2013 en Gabón en marzo sobre la educación, en Uganda en junio sobre los medios de comunicación y más tarde de nuevo sobre la Educación, en Ruanda en septiembre para el empleo rural, en Nigeria en octubre contra la pobreza.

* En marzo, en cooperación con ACFTU una delegación de la FSM de 15 mujeres sindicalistas de los países de habla árabe va a visitar China y se llevará a

cabo un seminario sobre el papel de las mujeres en el movimiento nacional e internacional.

*   Por último, con ocasión de la celebración de los 70 años de la FSM en el 2015, habrá una serie de iniciativas en todos los países, así como publicaciones, el cambio de nombre de las plazas por "Plaza del Movimiento Sindical Internacional". La FSM distribuirá libros que se escribirán bajo el tema: "70 años de la Federación Sindical Mundial – junto con los trabajadores y el pueblo de África".

Estimados hermanos y hermanas,

Las organizaciones nacionales y las oficinas regionales en África coordinarán toda nuestra acción y actividades.

Os pedimos desde aquí que discutáis abiertamente, democráticamente, libremente. Os solicitamos vuestras propuestas, vuestras críticas. El Secretariado de la Federación Sindical Mundial examinará todas las propuestas y opiniones que se abordarán aquí, con mucho cuidado.

La discusión que se llevará a cabo aquí hará nuestro plan de acción para el año 2013 más rico y más completo. Entregadnos vuestras propuestas y no dudéis en enviar a las oficinas centrales y a las oficinas regionales todos vuestros pensamientos, vuestros comentarios, vuestras críticas.



JUNTOS MARCHAREMOS EN UNIDAD

TODOS LOS TRABAJADORES DE AFRICA UNIDOS BAJO LAS BANDERAS Y LOS OBJETIVOS DE LA FSM