El PCPC considera ineludible relacionar políticas activas de empleo con una política fiscal realmente progresiva

May 19, 2011 | Andalucia | 0 Comentarios

El candidato al Parlamento de Canarias por Tenerife, Eugenio Padilla, compartió con varios grupos de trabajadores en activo, comités de empresa y colectivos de parados, las propuestas del PCPC en materia de empleo.

El candidato al Parlamento de Canarias por Tenerife, Eugenio Padilla, compartió con varios grupos de trabajadores en activo, comités de empresa y colectivos de parados, las propuestas del PCPC en materia de empleo.

Padilla afirmó que, además de la reducción de la jornada laboral a 35 horas sin reducción salarial, se hace imprescindible, para poder implementar verdaderas políticas activas en la generación de empleo, la transversalidad de las políticas sectoriales llevadas a cabo por el ejecutivo con una Política Fiscal verdaderamente progresiva. Por ello, continuó el líder comunista, “el primer paso en esa dirección debe ser la devolución de los capitales Ric a las arcas públicas para promover inversiones generadoras de empleo estable y de calidad -para eso se creó, aunque parezca mentira- en sectores tan demandantes de mano de obra como Educación, Sanidad, Turismo, Agricultura, Energías, Servicios Sociales y Dependencia, etc. Por tanto, una vez arrebatada de las manos privadas y dotando a estos sectores de los necesarios medios materiales y humanos, se crearía empleo en todas las ramas de la actividad  productiva incorporando de esa manera cotizantes a la Seguridad Social, aumentando los ingresos fiscales y, por lo tanto, disponiendo de capital para poder seguir realizando  inversión pública”.

Partiendo de esa necesaria trasversalidad de las políticas, el Partido Comunista del Pueblo Canario apuesta por la configuración de un Sector Industrial Público (SIP) sometido al control democrático, entre cuyos objetivos figure la producción de los bienes de equipo y consumibles que dé respuesta a las demandas que genere la inversión. Que sea el responsable de la implantación de las energías renovables y las políticas hidráulicas, no como en la actualidad, con unas concesiones lastradas por el pelotazo y la obtención de subvenciones, sino con control público y una verdadera vocación productiva que genere empleo altamente cualificado.  

Un sector industrial público que se implique en la gestión de las políticas relacionadas con un sector tan estratégico como el turístico, que contemple la creación de un turoperador turístico público para acabar con el dominio monopolístico del actual, la creación de unas Líneas Aéreas públicas o la creación de una empresa pública hostelera.

En cuanto a las políticas agrarias, tenemos que reclamar de nuevo la tranversalidd con la política fiscal. Es necesario poner fin al Régimen Especial de Abastecimiento (REA) recogido también en el REF y una reforma tributaria en profundidad en materia de importación y exportación para poder acabar con el monopolio importador y empezar a potenciar la producción propia. El cabeza de lista al Parlamento por Tenerife del PCPC se refirió a la necesidad de una inversión pública directa, “no bajo la forma de subvención, sino desarrollando el cooperativismo agrario, con el propio poder público como socio activo, invirtiendo en la modernización de los bienes de equipo y fomentando los cultivos tradicionales, la agricultura y ganadería ecológicas”. Al mismo tiempo, continuó Padilla, se crearía un complejo agropecuario público capaz de abastecer el consumo interno y las demandas del sector turístico iniciando el camino hacia la soberanía alimentaria.

“Con la creación de estos sectores productivos públicos se lograría implantar un fuerte mercado interno, que fortalecería como nunca la cohesión social y nacional, haciendo posible la creación sostenible de empleo estable y de calidad alejado de la temporalidad, precariedad y flexibilidad que está imponiendo el capitalismo”, remarcó finalmente Eugenio Padilla