Federación Sindical Mundial (FSM) – 3 de octubre Jornada Internacional de acción y lucha

Sep 21, 2014 | Internacional | 0 Comentarios

La Federación Sindical Mundial convoca para el próximo 3 de Octubre la Jornada Internacional de Acción y Lucha, que el XVI Congreso de la FSM acordó convocar anualmente en esa fecha, fecha de la fundación de la Federación Sindical Mundial hace 69 años.

Los trabajadores y trabajadoras, las organizaciones obreras de todo el mundo, tenemos razones suficientes para secundar esta Jornada de lucha contra el desempleo y por Trabajo digno. 

El sentido de la Jornada es, desde las diversas luchas desarrolladas en cada centro de trabajo, empresa o sector, en cada barrio obrero, en cada comarca desindustrializada y desertizada por el capitalismo y sus crisis, en cada país, dar juntos/as una respuesta contundente a la ofensiva del capital contra los trabajadores y trabajadoras.

El desempleo, el azote del paro forzoso crónico que reduce a la miseria a millones de trabajadores/as con sus familias y priva a la juventud obrera de todo futuro dentro del capitalismo,así como el ataque al sistema público de pensiones dignas son las expresiones más sangrantes de esa ofensiva. Sobre estos escombros se construye la recuperación de las ganancias privadas de los grandes monopolios capitalistas.

El 3 de Octubre tiene que ser, pues, una Jornada mundial de lucha contra el paro y el trabajo precario, con sus terribles secuelas de miseria, siniestralidad laboral , abusos y terror patronal, y también una Jornada en la que tenemos que dirigirnos a cada colectivo y a cada organización obrera, a cada trabajador desempleado, precario o simplemente explotado,  con la propuesta de incorporarse a las filas de la lucha sindical, de convertir su particular situación de opresión y miseria en  dignidad clasista, organización y lucha, y Unidad Obrera, y de sumar sus fuerzas al desarrollo de la organización mundial de la clase obrera.

El PCPE y los CJC provechamos esta convocatoria para contribuír  a la difusión del importante papel jugado, históricamente y en la actualidad, por la Federación Sindical Mundial, en favor de los derechos de los trabajadores y por el avance de las posiciones de la clase obrera en el escenario mundial de la lucha de clases.

Los logros del sindicalismo en las décadas centrales del Siglo XX, y su extensión a muchos países, sólo pueden entenderse a la luz de la grandiosa tarea  de la FSM, la primera, en la Historia, Confederación mundial de sindicatos de trabajadores.

La FSM nació en París el 3 de Octubre de 1945, pocos meses después del fin de la II Guerra Mundial y de la victoria de la clase obrera y los pueblos contra el nazi-fascismo. Agrupó a las principales organizaciones de clase de la época bajo la consigna de la lucha contra la explotación capitalista, del internacionalismo proletario; con un carácter reivindicativo y asambleario y con la voluntad de movilizar a los trabajadores y trabajadoras país a país para conquistar mejores condiciones de trabajo y de vida para la inmensa mayoría de habitantes del planeta.

Contó con el decisivo apoyo de los Sindicatos de los países socialistas, e impulsó el sindicalismo de clase en los cinco continentes.

La Patronal organizada internacionalmente y los reformistas y socialdemócratas partidarios del Pacto Social con el enemigo de clase, promovieron su división, y la de la clase obrera mundial, fundando la CIOSL y la CMT, fusionadas más tarde en la CSI (Confederación Sindical Internacional) en un intento de dificultar la reactivación de la FSM a partir de su 15 Congreso celebrado en La Habana en 2005.

Pese a los ataques del enemigo de clase y sus colaboradores, continúa el avance del sindicalismo de clase agrupado en torno a la FSM. 19 organizaciones obreras se sumaron recientemente a la Federación Sindical Mundial, que hoy en día agrupa a320 sindicatos de más de 130 países, sumando a cerca de 100 millones de trabajadores y trabajadoras afiliadas.

La lucha por la supervivencia del capitalismo sacudido por crisis cada vez más profundas, generalizadas, sincronizadas e irresolubles, emanadas de la propia contradicción entre el carácter social del trabajo y la propiedad  privada del capital, pasa por abaratar la fuerza de trabajo, profundizando en la destrucción de fuerzas productivas, en el desempleo masivo crónico , la barbarie y la violencia del sistema, la sobreexplotación de la clase obrera y la guerra imperialista.

El carácter global del ataque contra la clase trabajadora hace más necesaria hoy que nunca la herramienta organizativa internacional para la resistencia y el contraataque.

Este 3 de Octubre realizamos actos, reuniones con colectivos obreros y organizaciones sindicales, charlas y debates para dar dimensión mundial a la lucha contra el paro y el sistema de explotación que lo hace posible; para dar a conocer la FSM a más trabajadores/as e invitarles a incorporarse a la lucha sindical.

Fortalezcamos la organización internacional de los trabajadores y las trabajadoras de los cinco continentes, promovamos nuevas incorporaciones de nuevas organizaciones obreras en nuestro país.

Fortalezcamos la herramienta de la clase obrera mundial para preparar los cambios revolucionarios, que la humanidad necesita para acabar con la barbarie y la explotación.

 

LUCHANDO CONTRA EL DESEMPLEO

POR TRABAJO Y PENSIONES DIGNAS

POR MEDIDAS DE PROTECCIÓN PARA LOS DESEMPLEADOS

POR TRABAJO ESTABLE Y FIJO

VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA

VIVA LA FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL