Fin de los encierros en la minería asturiana

Jul 19, 2012 | Asturias | 0 Comentarios

Crónica y fotos del final de los encierros mineros en los pozos Santiago y Candín.

Este lunes 16 de Julio, los mineros que permanecían ya 50 días encerrados en los Pozos Santiago y Candín, en Asturies, han decidido poner fin al encierro, considerando que podrían empezar a poner en peligro su propia salud; por lo que, sin menoscabo para ello de la lucha que se mantiene, han decidido salir a la superficie en la tarde de ese día.

 

Hacia las 4 de la tarde, en los alrededores del Pozo Santiago, en en concejo asturiano de Aller, cientos de personas ya se agolpaban deseando mostrar su apoyo y su solidaridad para con estos mineros que han soportado un encierro voluntario a 600 metros de profundidad, con la convicción de luchar por su puesto de trabajo y por el futuro de las Cuencas Mineras.

 

El calor que golpeaba a esas horas no podía con el ánimo del pueblo trabajador, que a las 5 de la tarde, (hora prevista para la salida de los mineros) ya esperaba con ansia el verlos de nuevo, sobre todo sus familias. Tras la intervención de algunos sindicalistas, se hizo bajar la jaula que iba en busca de los mineros, convertidos ya en símbolo de la lucha no solo de la minería, sino de toda la clase obrera; a su salida, recibimiento con banda de gaitas y con los asistentes entonando el Santa Bárbara Bendita puños en alto. Los 3 encerrados (de los 5 que habían empezado, 2 tuvieron que abandonar por motivos de salud) no podían ocultar su emoción y decidieron subir a decir algunas palabras agradeciendo el apoyo pero, sobre todo, llamando a que la lucha continúe por el futuro de las Cuencas y también de sus hijos, como se pudo ver, en uno de los momentos más emotivos, cuando uno de los encerrados recibía el abrazo de su hija de apenas 4 años.

 

A la vez que se recibía a los encerrados, se anunciaba que otros mineros habían decidido tomar su relevo y se iniciaban encierros en los Pozos Nicolasa, de Mieres, y otros 5 revelarían a los del Pozo Candín, continuando así con las reivindicaciones.

 

Más tarde llegaría el turno de que salieran los mineros del Pozo Candín, donde también se habían agolpado cientos y cientos de personas, muchas llegadas del Pozo Santiago, para dar la bienvenida a los 5 trabajadores que permanecieron 50 días en ese Pozo.

 

Hacia las 8 de la tarde, también con el sonido de las gaitas y con los aplausos de sus compañeros, vecinos y demás gente que les mostraba su apoyo, los cinco hacían su aparición en la superficie, puño en alto y agradeciendo las muestras de solidaridad recibidas mientras duró su permanencia dentro del Pozo, al igual que hicieron los del Pozo Santiago; en ambos casos, muchos establecimientos hosteleros les hicieron llegar comida y muchos otros colaboraron en lo que hacía falta, sabedores todos de que la lucha minera es la lucha de todas las Cuencas por su supervivencia, y de que los mineros siempre fueron y son ahora mismo la punta de lanza de la clase obrera española, por eso, ellos van a continuar con su lucha, animando al resto de sectores de la clase obrera a que se sumen a la misma.

 

 

¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!

¡HOY COMO AYER, UHP!