Frente al estado policial: solidaridad de clase

Jul 10, 2012 | Asturias | 0 Comentarios

Comunicado del 10 de julio del Comité de Asturies del PCPE

A más de 40 días desde que comenzó la huelga de la minería, nuevamente las fuerzas represivas del estado actuaron con una violencia brutal. Tras el corte de la carretera A-66 por parte de los mineros en huelga a la altura del túnel de El Padrún, las fuerzas represivas detuvieron ayer a 3 trabajadores, siendo uno de ellos hospitalizado tras una paliza que recibió de la policía durante su detención. De igual forma, otros 3 trabajadores fueron detenidos en Pola de Lena tras enfrentamientos con la policía.

 

Estos nuevos hechos se unen a la cadena de represión que están ejerciendo la GRS (antidisturbios de la Guardia Civil) y la UIP (antidisturbios de la Policía Nacional). Con su actitud extremadamente violenta, han provocado continuos enfrentamientos con los mineros en huelga: el viernes cargaron dentro de las instalaciones del Pozo Santiago y detuvieron a 5 trabajadores; el sábado asaltaron la ciudad de Pola de Lena disparando botes de humo y pelotas de goma a las casas, lo que provocó 4 heridos (entre ellos una niña) y 6 detenciones,… A diario identifican y detienen arbitrariamente. Tal como denuncian los sindicatos, se ha instaurado un Estado Policial en las cuencas mineras.

 

Los obreros mineros llevan más de 40 días defendiendo su legítimo derecho al trabajo. Todas las movilizaciones que realizan están destinadas a defender sus puestos de trabajo y el futuro de la minería del carbón. En cambio, las fuerzas represivas actúan en defensa de los intereses capitalistas, acallando la protesta y la movilización a base de violencia y de causar el terror.

 

Ante estos hechos, el Comité de Asturies del PCPE:

 

1º.- Condena la violencia empleada por las fuerzas policiales, a través de las cuales el estado capitalista trata en vano de reducir los efectos de la huelga de la minería, de aplastar la lucha obrera, situando como objetivo al conjunto de la población de nuestras cuencas mineras e instaurando un estado policial en las cuencas mineras.

 

2º.- Exige el archivo de todos los cargos para todos los trabajadores detenidos.

 

3º.- Exige la dimisión inmediata del Delegado del Gobierno como máximo responsable de las acciones en Asturias de las fuerzas de seguridad del estado.

 

4º.- Llama a la movilización de todos los trabajadores y trabajadoras y a la solidaridad de clase con las justas reivindicaciones de los obreros mineros. Del mismo modo, llama a  las direcciones sindicales a extender y unificar la lucha en todos los sectores productivos amenazados, dotando de perspectiva a la heroica lucha minera y planteando las cosas tal y como son: como un escenario de clase contra clase en la que el gobierno piensa asestar un golpe a toda la clase obrera derrotando a los mineros. Es preciso preparar la huelga general en Asturies, nos jugamos el futuro, o ellos o nosotros.

 

¡Contra la violencia policial!

¡No hay salida en el capitalismo!

¡Uníos Hermanos Proletarios!