Huelga General en Asturies

Nov 19, 2012 | Asturias | 0 Comentarios

La Huelga General en Asturies ha logrado el cierre del 92% de la actividad económica, así como movilizar a los piquetes y a la lucha a amplios sectores obreros

La Huelga General en Asturies ha logrado el cierre del 92% de la actividad económica, así como movilizar a los piquetes y a la lucha a amplios sectores obreros y en particular, al proletariado industrial de sectores como el metal o la minería, que actualmente están en una situación de quiebra. La Huelga General ha conseguido sumar las distintas luchas parciales que se venían sosteniendo y ahora el reto es organizar a esta masa obrera para una lucha sostenida y cuyo horizonte tiene que ser la construcción de la sociedad socialista.

 

La Huelga General en Asturies comenzó para los camaradas de los CJC y el PCPE en la estación de autobuses de Xixón, reforzando el piquete que organizaban los Comités para la Unidad Obrera (CUO) y junto a compañeros y compañeras de otras fuerzas sindicales. Mientras llegaba la noticia desde Oviedo de que el 100% de la recogida de basuras estaba paralizada, el primer autobús de la noche en Xixón, acumulaba ya media hora de retraso.

 

Los piquetes nocturnos de Xixón contribuyeron a cerrar distintos establecimientos, como el Casino, aunque verdaderamente, la inmensa mayoría de los locales y bares nocturnos permanecían ya cerrados.

 

El transporte, elemento vital para la huelga en Asturies, fue uno de los principales elementos de batalla, primero en los talleres de ALSA en Xixón -de donde no salió ningún autobús de los que habitualmente llevan a trabajadores de Arcelor a su puesto de trabajo- y posteriormente en Oviedo, donde se dieron fuertes choques entre los sectores más combativos de los piquetes -los CUO- y la policía. El transporte urbano de Oviedo fue finalmente suspendido a lo largo del día, tras diversas averías.

 

La Universidad de Oviedo permaneció sin apenas ninguna actividad durante todo el día, como pudieron atestiguar los CJC-CMC que se reforzaban un piquete estudiantil que rápidamente se retiró para unirse a los trabajadores, ante lo innecesario de su presencia en la Universidad para asegurar la Huelga General.

 

Para entonces, tanto los piquetes de los Comités para la Unidad Obrera como los de PCPE y CJC estaba distribuidos en distintas ciudades y sectores productivos, destacándose los polígonos industriales de Avilés y Mieres, en los que el cierre fue masivo.

 

La manifestación se celebró en Oviedo congregó a más de 100.000 manifestantes, llegando hasta el punto de que en el momento de terminar el recorrido, aún había gente sin echar a andar en el comienzo de la misma. Esta movilización siguió a la celebrada durante la mañana en Xixón, con 25.000 manifestantes.

 

Durante la movilización, el PCPE y los CJC formamos un cortejo combativo que no dejó de corear consignas por la lucha sostenida, por el socialismo, contra el pacto social y contra los referendums que generan falsas ilusiones entre la clase obrera.

 

Durante la movilización, también, los compañeros y compañeras de los CUO desplegaron una gran pancarta en la que se leía “Obrero, sin ti no se mueve ni un sólo engranaje”. Y esa gran verdad enseña a la clase obrera que nosotros y nosotras, la clase trabajadora que todo lo produce, debe también decidirlo todo.

 

¡Ni recortes ni capitalismo!

¡Todo el poder para la clase obrera!