Intervención del PCPE en el acto de aniversario del PCI

Ene 23, 2012 | Internacional | 0 Comentarios

Versión íntegra del saludo del PCPE al acto organizado por Comunisti-Sinistra Poplare el pasado 21 de enero en Roma.

 

El Partido Comunista que necesitamos

 

 

Estimados camaradas, en primer lugar me gustaría agradecer en nombre del Comité Central del Partido Comunista de los Pueblos de España la invitación a participar en este importante acto.

 

Es para nosotros un honor y un orgullo poder estar presentes, junto con otras organizaciones hermanas que hoy nos acompañan,.en la celebración del 91 aniversario de la creación de un partido de la importancia histórica del Partido Comunista Italiano, tristemente liquidado gracias principalmente al triunfo de las tesis revisionistas del eurocomunismo.

 

El Partido Comunista Italiano, al igual que la mayoría de los partidos históricos de la clase obrera revolucionaria, nació al calor de la gloriosa Revolución de Octubre, encabezada por Lenin y el Partido Bolchevique, y asumió los criterios organizativos y políticos del partido de nuevo tipo, que nosotros afirmamos que hoy siguen siendo plenamente vigentes y válidos, y constituyen la garantía del éxito del instrumento de la vanguardia de la clase obrera para la conquista revolucionaria del poder político y la derrota de la oligarquía.

 

Estamos actualmente en un momento especialmente decisivo de la lucha de clases mundial: presenciamos cómo el capital experimenta un proceso acelerado de centralización y concentración, somos testigos de cómo la clase obrera sigue creciendo pese a que los teóricos revisionistas y oportunistas mantengan que ya no existe la clase obrera, comprobamos cómo el recurso a la violencia y a la guerra, junto con formas de dominio burgués cada vez menos democrático-formales, se imponen en el accionar externo e interno de los Estados, que desvelan así su naturaleza de clase al gestionar y promocionar los intereses de la oligarquía.

 

No hace falta salir de las fronteras de España o de Italia para comprobar la realidad de estas afirmaciones: ni Berlusconi, ni Zapatero, ni Monti ni Rajoy están haciendo otra cosa que aplicar las políticas antiobreras que el capital exige para poder remontar su crisis estructural mediante el recurso a una mayor explotación de la fuerza de trabajo. Ésa es la vía que sistema capitalista, sin el contrapeso de un bloque socialista como el que lideraba la URSS en el siglo XX, está aplicando para tratar de sobrevivir a sus propias contradicciones internas, utilizando para ello las estructuras imperialistas que son la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional o la OTAN.

 

Guerras permanentes por el control de los recursos, disputas interimperialistas camufladas o abiertas, surgimiento de nuevos bloques económicos regionales que compiten entre sí en términos capitalistas, ésa es la realidad que hoy vemos en el escenario internacional de la lucha de clases.

 

El PCPE analiza este escenario desde las categorías del marxismo-leninismo, sin asumir las posiciones ideológicas que el reformismo y el revisionismo quieren inocular a la clase obrera. A pesar de la lucha ideológica brutal que se desarrolla hoy en día contra estos principios, no renunciamos ni al marxismo-leninismo, ni al centralismo democrático, ni a la dictadura del proletariado. Estamos convencidos de que es el partido de nuevo tipo, igual que en Octubre de 1917, la herramienta necesaria para que la mayoría social, la clase obrera, se libere definitivamente de sus cadenas.

 

Nosotros queremos romper esas cadenas, no cambiar esas cadenas por cuerdas. El tiempo de las llamadas revoluciones democráticas ha terminado en nuestros países. Hoy las condiciones objetivas para el proceso revolucionario están dadas, la centralización y concentración del capital, junto con el desarrollo de las fuerzas productivas, se hallan en contradicción insalvable con las relaciones de producción. Pero a nosotros nos toca trabajar en la cuestión más difícil: el desarrollo y maduración de las condiciones subjetivas, que permitan a la clase obrera independizarse de las categorías ideológicas burguesas y hacerse plenamente consciente de su papel histórico en la derrota de un capitalismo parasitario y moribundo.

 

No caben hoy posiciones intermedias ante el brutal ataque contra la clase obrera. La lucha hoy ha de ser por la construcción inmediata del socialismo-comunismo, no por la humanización del capitalismo. En lo concreto e inmediato, la lucha pasa por extender entre la clase obrera la concepción de que sí hay salida a la situación actual, pero una salida en beneficio de la propia clase obrera, no de sus explotadores, y ésta es una lucha que no se puede ni debe dar sólo a nivel nacional, sino que tiene que ser internacional, coordinada, entre los distintos destacamentos revolucionarios del mundo.

 

La ruptura con la UE y la OTAN, así como con todos los organismos imperialistas, garantes hoy de la explotación capitalista, es un paso necesario y urgente. La lucha por la salida del euro, la UE y la OTAN debe unificar las luchas inmediatas de los partidos comunistas en Europa. Ninguno de estos organismos puede ser útil a la clase obrera, puesto que desde su propio nacimiento son herramientas para el saqueo, el expolio y la opresión de los pueblos del mundo. Frente al reformismo que pregona una humanización del capitalismo y de sus estructuras, los revolucionarios situamos la necesidad de la toma del poder político por la clase obrera, la ruptura con las estructuras imperialistas y la construcción de un nuevo modelo de desarrollo económico y relaciones entre países: el Socialismo-Comunismo.

 

Camaradas, el PCPE plantea en España la construcción del Frente Obrero y Popular por el Socialismo. Se trata de la alianza de los sectores sociales objetivamente interesados en la derrota del capitalismo y la construcción socialista, y tiene dos ejes principales: el Partido Comunista de vanguardia, firme en el marxismo-leninismo, centralista democrático y revolucionario, y los Comités para la Unidad Obrera, polo aglutinante del sindicalismo clasista y de la unidad de la clase obrera bajo posiciones combativas y de superación del sistema capitalista.

 

En España el Partido crece y los CUO comienzan a caminar con paso firme. Hay muchos obstáculos en el camino pero los superaremos, no tenemos otra alternativa.

 

¡Viva el internacionalismo proletario!

¡Viva el Partido Comunista!

 

Ástor García

en nombre del Comité Ejecutivo del PCPE