NO A LA EXTRADICIÓN DE BAHAR KIMYOGÜR

Jun 20, 2013 | Internacional | 0 Comentarios

En la medida que el capitalismo y el imperialismo se desarrollan, necesitan leyes cada vez más represivas, la  necesidad de dotarse de instrumentos represivos para contener el caudal de contestación de los pueblos que es cada vez mayor. Del espacio Schengen a  la eurorden y  la europol, amparados en el discurso de la seguridad, se legitima  la represión de los derechos de los sectores populares, abriéndose  paso el derecho penal de autor, heredado directamente del nazismo, criminalizando el pensamiento y, desde luego,  la disidencia. En esta ola represiva de la U.E. se pronuncian resoluciones  anticomunistas en el Consejo de Europa, se  ilegalizan  partidos comunistas o se dictan leyes antiterroristas en todos los países. En esta línea represiva, se abren procesos de extradición contra activistas que molestan a los gobiernos aliados de la U.E.

Ya en el año 2006, el gobierno belga, en complicidad con las autoridades de Turquía y con la policía holandesa como ejecutores de la orden de detención turca, mantuvo 66 días encarcelado y en un proceso de extradición a Bahar Kinyomgür, cuya situación suscitó una campaña internacional de solidaridad. En aquella ocasión la corte de La Haya pulverizó las acusaciones y Kimyongür fue declarado inocente.

El pasado 17 de junio fue detenido en España. Su actividad de Director en el Instituto Internacional para la Paz, la Justicia y los Derechos Humanos desde el que denuncia la agresión contra Siria y su papel activo de solidaridad con las luchas actuales del pueblo turco, han dado lugar a una  nueva orden de extradición por parte de  Turquía, de la que se ha hecho ejecutor el gobierno español a través de su brazo policial.

El 19 de junio fue puesto en libertad bajo fianza y pudo volver a Bélgica, su país, mientras se dilucida el proceso de extradición a un país como Turquía,  que masacra y reprime a su población y que ataca las sedes de organizaciones obreras como las de nuestro hermano TKP.

En palabras del propio Bahar “antes de matar a la gente, hay que matar sus derechos” y el imperialismo europeo camina en ese sentido. Eso es la europolicía, eso es el mandato de arresto europeo y eso es lo que en cumplimiento de las peticiones del gobierno de Erdogan está haciendo el brazo judicial español contra el compañero Bahar Kimyongür.

 

¡RETIRADA DE TODOS LOS CARGOS CONTRA BAHAR KIMYOGÜR!

¡NO A LA EXTRADICIÓN A TURQUIA!

 

Partido Comunista de los Pueblos de España

Comité Ejecutivo

19 de junio de 2013