RESOLUCIÓN DE LA CÉLULA DE CERREDO DEL PCPE ANTE EL CONFLICTO MINERO

Ago 12, 2013 | Asturias | 0 Comentarios

Tras muchos meses de conflicto en la minería de todo el Estado Español y concretamente en las empresas del Grupo Victorino Alonso, donde se llevó a cabo una durísima huelga de 4 meses en la que se consiguió la readmisión de los mineros despedidos y se entró a trabajar sin firmar ninguna rebaja salarial ni aumento de la jornada, hoy la estrategia de la empresa cambia y se enmarca dentro de un concurso voluntario de acreedores.

Es en este momento crucial de mayor debilidad de la empresa cuando Victorino y los administradores concursales juegan en exclusivo interés del beneficio, al poli bueno y poli malo, utilizando esta estrategia para dinamitar la moral de los trabajadores y confundirlos. Y por eso nosotros decimos bajo un análisis dialéctico del problema que: independientemente del carácter, de las formas, de la confianza que puedan mostrar los administradores de manera subjetiva, sus objetivos de manera objetiva son completamente los mismos que los del poli malo Victorino Alonso, que a saber son la reducción de un 15% en los salarios y un aumento de la jornada laboral a cuenta de lo trabajadores. En otras palabras pretenden forzarnos a vender más barata nuestra fuerza de trabajo y que además ésta se incremente. Ésta es la lógica capitalista en cualquiera de sus gestiones, esta es la democracia para la burguesía y la dictadura del capital para nosotros, para los esclavos asalariados. Después de arrancarle a la patronal, hoy clase dominante-explotadora, la gran victoria, de no seguir adelante con los despidos, y arrancarla con tanto esfuerzo estos últimos meses no podemos ceder ahora bajo la amenaza de cierre en el concurso de acreedores. Por las siguientes razones: – Porque los administradores concursales para levantar el concurso deben eliminar la deuda de la empresa ahora, hoy, y su competencia es negociar quitas en los créditos de privilegio especial y privilegio general, y bajo ningún concepto negociar puntos del convenio colectivo que afectará a la situación de la empresa en un futuro que va mucho más lejos de septiembre, fecha en que quieren levantar el concurso para cobrar las ayudas del 2013 – Que el convenio colectivo tiene reconocida la ultra actividad y por lo tanto es vigente mientras dure su negociación y que aún cayéndose el convenio sus derechos pasan de forma automática a los contratos de trabajo individuales teniendo posibilidad de defensa individual y/o colectiva. – Los administradores del concurso amenazan de forma educada, pero amenazan, que no se denuncien estas cuestiones pues paralizarían el concurso y eso pondría en peligro la empresa y nosotros decimos: quien cierra la empresa son los empresarios no nosotros y consideramos esto un farol más de los muchos de Victorino Alonso, pues tiene contratos de carbón y la necesidad de salir del concurso en Septiembre, no se va a suicidar, pero juega esta baza precisamente para firmar un convenio nuevo ántes de septiembre. Como se suele decir blanco y en botella , leche de la buena. Llamamos a los sindicatos a personarse jurídicamente con procurador y abogado en el concurso de acreedores, algo que reconoce la ley concursal, para tener toda la información y la copia de autos del proceso. Hoy se están llevando a cabo votaciones en UMINSA tras un acuerdo alcanzado entre sindicatos y patronal, acuerdo alcanzado antes de ser discutido en asamblea, hecho que lamentamos que ocurra pues no es esa la forma asamblearia en que deben organizarse los trabajadores. Consideramos

esto una estrategia de Victorino para arrastrar tras de lo que salga en las votaciones a la empresa Coto Minero Cantábrico propietaria de la mina de Cerredo. Por eso, independientemente de lo que salga en las votaciones llamamos a todos los trabajadores a no ceder bajo la estrategia del miedo, especialmente en lo que se refiere al incremento de la jornada laboral de 7 horas que reconoce el estatuto del minero. Derechos arrancados en las huelgas del 62-63 bajo una represión a los obreros mineros muy dura con torturas, cárcel y terror bajo la forma fascista del capitalismo. Hoy bajo una forma del capitalismo democrático-formal no podemos perder bajo ningún concepto este derecho. Queremos despreciar profundamente el papel de la prensa que hoy está en manos de la clase social parasitaria y explotadora a la que pertenece Victorino. Condenamos sus artículos escritos porque introducen el desaliento, la desmoralización y en muchos casos incluso la mentira, no hay más que leer La Nueva Engaña.