RESOLUCIÓN DEL SECRETARIADO POLÍTICO DEL PCPE (ASTURIES) ANTE LA APROBACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS REGIONALES.

Ene 4, 2013 | Asturias | 0 Comentarios

UN PRESUPUESTO PARA LA GESTIÓN CAPITALISTA DE LA CRISIS.

El pasado viernes 28 de diciembre fueron aprobados los presupuestos regionales para el 2013 con los votos del PSOE, Izquierda Unida y UPyD.

 

UN PRESUPUESTO PARA LA GESTIÓN CAPITALISTA DE LA CRISIS.

El pasado viernes 28 de diciembre fueron aprobados los presupuestos regionales para el 2013 con los votos del PSOE, Izquierda Unida y UPyD. Los presupuestos de Asturies del 2013 ascienden a 3808 millones, contemplando un recorte de 800 millones respecto a los presupuestos anteriores (los de 2011 que fueron prorrogados). A pesar de dicho recorte, las fuerzas políticas que elaboraron y aprobaron el presupuesto muestran su satisfacción por el acuerdo alcanzado allá por donde van, argumentando para ello, que son unos presupuestos  eminentemente sociales, que protegen a los ciudadanos de los efectos de las políticas agresivas del gobierno del Partido Popular. Este argumento socialdemócrata que repite machaconamente Izquierda Unida junto con el intento de aplicar un impuesto a los bancos           -que no tendrá efecto ninguno- y cuya  intención era únicamente efectista, busca fijar la atención en esta cuestión y eludir el debate político de fondo que se desprende de su apoyo a unos presupuestos que implementan las políticas agresivas del gobierno del PP contra la clase obrera y los sectores populares y que suponen un balón de oxígeno para la gestión burguesa de la crisis capitalista que realiza la socialdemocracia.

Pero por mucho que intenten Izquierda Unida y el PSOE encubrir su vocación de gestores de los intereses del Capital a base de retórica y gestos para la galería, los hechos los delatan también en Asturies al igual que en Andalucía. Y los hechos que muestran el presupuesto aprobado por el PSOE, Izquierda Unida y UPyD  son los siguientes:

          Reducción de la partida  para sanidad  de un 4,8% (66 millones de euros).

          Reducción de la partida para  educación de un 9% (69 millones de euros).

          Reducción en bienestar social del 12,7%.

          Reducción de la partida de prevención de riesgos laborales en 2,1 millones de euros.

          Reducción de la partida para establecimientos residenciales de ancianos en 12 millones de euros.

          Reducción de la partida para la formación y promoción del empleo en las comarcas mineras en 2,5 millones de euros.

          Reducción de la partida presupuestaria de VIPASA (Viviendas del Principado de Asturias S.A) en 7 millones de euros.

Los datos presupuestarios demuestran una vez más que el gobierno de la izquierda plural en Asturies declara unas pretensiones para hacer exactamente lo contrario, tratando de engañar con ello a la clase obrera.

 

ATACAN LA ENSEÑANZA PÚBLICA.

Hacen declaraciones en defensa de la enseñanza pública, pero reducen la partida para educación infantil y primaria en 4 millones de euros, reducen la partida para educación secundaria en 19 millones de euros, y para el transporte y el comedor en 24 millones de euros. ¿Qué son si no unos cínicos filibusteros aquellos que dicen defender la educación pública y reducen la partida para el profesorado de los centros públicos en 25 millones de euros, mientras mantienen prácticamente en los mismos niveles la de los centros concertados?

 

ATACAN LA SANIDAD PÚBLICA.

Izquierda Unida y el PSOE también afirman defender una sanidad pública, universal y de calidad. Sin embargo en la partida de personal del HUCA figura un recorte de 23,5 millones de euros y el 19 de diciembre la gerencia comunicó la salida de 202 trabajadores del Área IV, a los que se sumarán los que inevitablemente se producirán a lo largo del 2013 a la luz de los presupuestos aprobados. Todo ello, en el contexto de una huelga en la sanidad asturiana que dura ya meses y que responde a la intención del Gobierno de Asturies de incrementar la jornada de los trabajadores y trabajadoras de la sanidad reduciendo sus retribuciones. ¡Así protege el gobierno de la “izquierda” a la clase obrera y el pueblo de las políticas privatizadoras del PP!

 

ATACAN LOS DERECHOS LABORALES Y EL EMPLEO.

También dicen que defienden el empleo y los derechos de los trabajadores y trabajadoras que la reforma laboral del Partido Popular ha liquidado, sin embargo la aplican para despedir a 47 trabajadores de SEDES, regular a otros 53 y despedir a 30 trabajadores de la TPA. Dicen defender los derechos de las trabajadoras, mientras que en el Ayuntamiento de Lena (gobernado por IU) despiden a una compañera embarazada de 7 meses, despido que obviamente fue declarado ilegal. ¡Así defienden estos oportunistas los intereses y los derechos de los trabajadores y trabajadoras!

 

TRAICIONAN A LAS CUENCAS MINERAS.

Afirman defender el futuro de las comarcas mineras, pero aceptan el plan de cierre decretado por la UE para el 2018, llenan los bolsillos de los empresarios con los fondos mineros y reducen en 2,5 millones de euros la partida presupuestaria para la formación y el empleo en las cuencas. ¡Así defienden estos oportunistas a las familias mineras!

 

INCUMPLEN SU PROMESAS DE DEFENSA DE LOS DERECHOS SOCIALES.

Dicen que van aplicar una política fiscal más justa y progresiva para que aquellos que más tienen contribuyan al mantenimiento del “Estado de bienestar”, mientras que en el Ayuntamiento de Mieres (gobernado por IU con mayoría absoluta) suben las tasas en los principales servicios como el agua hasta un 20% y anulan la exención del IBI a los compradores de viviendas entre 18 y 35 años que ellos mismos habían aprobado en 2007. ¡Así preservan los gestores “del capitalismo de rostro humano” el poder adquisitivo de la clase obrera y el pueblo!

Afirman que el presupuesto tiene muy presente a los más desfavorecidos, a aquellos que más están padeciendo con la crisis y lo cierto es que a 15.000 personas no les llega el salario social en los plazos estipulados, lo que les genera verdaderas dificultades para poder hacer frente al pago de las necesidades básicas para asegurarse unas condiciones mínimas de subsistencia, un verdadero drama humano. ¡Así protege el oportunismo a los que son lanzados por el capitalismo a la marginalidad social y económica!

 

EL PRESUPUESTO DE LA SOCIALDEMOCRACIA AL SERVICIO DEL CAPITAL.

Por ello, desde el Comité de Asturies del PCPE consideramos que los presupuestos aprobados por el PSOE, Izquierda Unida y UPyD expresan en lo concreto el papel que este gobierno ha asumido y los compromisos que ha adquirido con el bloque oligárquico-burgués para la aplicación de las medidas necesarias que faciliten la rentabilidad capitalista. El apoyo de Izquierda Unida al gobierno, justificado con la retórica socialdemócrata del mal menor y la defensa del “Estado Social”, pretende mantener a la clase obrera sedada, alimentándola con  ilusiones reformistas de una gestión diferente del capitalismo que limite y corrija los excesos de una gestión neoliberal producto de la  hegemonía de la derecha, ocultando conscientemente el carácter estructural de la crisis capitalistas, sus contradicciones y las  leyes que rigen la producción y la reproducción capitalistas.

 

EL OPORTUNISMO DE IZQUIERDA UNIDA.

Con su participación en el gobierno, Izquierda Unida ha confirmado su apuesta por la incorporación a la estrategia del Capital, difundiendo propuestas de adaptación que falsamente pretenden convencer a los trabajadores y trabajadoras de que es posible armonizar los intereses de la burguesía con que no sea la clase obrera y los sectores populares quienes paguemos la crisis.  Las medidas tomadas en Asturies con el apoyo implícito o explícito de Izquierda Unida demuestran que lo que realmente proponen las fuerzas del oportunismo al movimiento obrero y popular es que asuma la reducción de salarios, el aumento de la jornada laboral y el incremento de los ritmos de trabajo; que se adapte a un nivel superior de explotación.

 

PASEMOS A LA OFENSIVA.

No hay salida social a la crisis en el marco de la dominación del poder de los monopolios y las relaciones capitalistas de producción. La clase obrera  no debe depositar ninguna esperanza en que la gestión del gobierno de la “izquierda” plural suponga un alivio a su situación. La alta tasa de paro que sufre nuestra región, el peligro de cierre de la minería, el continuo desmantelamiento del tejido industrial, el declive de la agricultura y de la ganadería, la difícil situación por la que están pasando los autónomos y los pequeños productores, no encontraran salida con un gobierno de gestión de los intereses de los monopolios, independientemente de cual sea su color. Sólo a través de un proceso de ascenso de la lucha, de confluencia y de acumulación de fuerzas con perspectiva de confrontación y no de conciliación, se irán generando las condiciones para que la clase obrera y los sectores populares pasen de fase de resistencia  a la fase de ofensiva.  

Desde el PCPE llamamos a los trabajadores y trabajadoras a organizar Comités de Unidad Obrera en cada centro de trabajo para superar la estrategia pactista de las cúpulas sindicales y romper con la artificial división sindical. Llamamos a la clase obrera, a los trabajadores autónomos, al estudiantado de extracción popular y a los sectores populares a agruparse en un frente obrero y popular que sitúe en el horizonte la construcción de la sociedad socialista-comunista, para la satisfacción de las necesidades de las grandes mayorías. Porque de lo que se trata es de que quienes todo lo producimos tengamos también el derecho a decidirlo todo.

¡O ELLOS O NOSOTROS!

¡TODO PARA LA CLASE OBRERA Y EL PUEBLO!