Salario e IPC, la lucha en Cádiz

Nov 20, 2021 | Movimiento Obrero | 0 Comentarios

El Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) saluda el que los obreros del metal de Cádiz hayan tomado la decisión de no dejarse manipular por la patronal, convocando una Huelga General del sector desde la que defender sus intereses y derechos y manteniéndola a pesar de la brutal represión policial desatada contra ellos.

Y, en esta lucha, queremos hacer llegar a estos miles de obreros y obreras la siguiente reflexión. Entre las propuestas que el colectivo obrero hace para mejorar el convenio, se sitúa la exigencia de unas subidas en el salario nominal, esto es, se sitúan subidas del 2% o el 3%, por ejemplo, a aplicar sobre las tablas salariales ya existentes. Pero con ello, sólo estamos consolidando que los sueldos permanezcan por debajo del coste del nivel de vida en cada momento.

Por estas razones, desde el PCPE, consideramos que, como eje principal de estas legítimas exigencias de subida de salarios, se tengan en cuenta el principal mecanismo de regulación que el estado usa y aplica, nos referimos al IPC (Índice de Precios al Consumo), o inflación, que en el estado español mide la evolución del conjunto de precios de los bienes y servicios que consumen las familias en España.

Este Índice regulador, IPC, que el estado usa y la patronal utiliza en su propio beneficio cuando a ella le interesa, como por ejemplo, en las actualizaciones de los precios de los alquileres de viviendas, o el más importante, cuando la patronal utiliza este índice para solicitar menos presión fiscal y así pagar menos a la Hacienda Pública.

De este modo, en nuestros convenios, donde exigimos subidas salariales, debemos utilizar, como referencia de base o indicador al IPC, y sobre este Índice aplicar la correspondiente subida. De nada sirve, una subida del 2% sobre la base del salario, si el IPC está situado en un 5%, como ocurre actualmente, pues está claro que se seguiría perdiendo poder adquisitivo. Nuestra exigencia, como obreros y obreras, ha de ser que la subida salarial que se reclama sea subida del IPC más el 2%, el 3% o el que sea, garantizando de este modo que nuestros salarios conserven su poder adquisitivo.

La misma patronal que nos explota, es la que de nuestro salario real, nos cobra la luz, el gas, los alimentos, la ropa, etc., a precios abusivos, y se frota las manos y es feliz cuando en los convenios no exigimos que las subidas salariales se hagan conforme al IPC más los puntos que sea.

¡¡¡ A POR UN CONVENIO JUSTO Y DIGNO!!!

¡¡¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!!!

Secretaria de movimiento obrero y sindical